Espectáculos.

Marcos Juárez

Guillermo Pfening: “El arte es sanador”

Guillermo Pfening es un reconocido actor, director y productor nacido en Marcos Juárez. Entre sus últimas actuaciones, protagonizó “Foodie Love” con Laia Costa, una serie de HBO España. Se encuentra proyectando una segunda película de su autoría llamada “Alice”, coprotagonizada con Cecilia Roth.

24-04-2020

Guillermo Pfening, actor, director y productor de trayectoria internacional, nació en Marcos Juárez y apenas comenzó a ser mayor de edad, viajó a Buenos Aires en busca de sus sueños.

Guillermo está viviendo en Buenos Aires junto a su familia. A causa del aislamiento, ahora está en su casa luego de tanto trabajo, se encuentra más tranquilo aunque continúa haciéndolo virtualmente.

Hoy tiene 41 años. Se fue a los 18 de Marcos Juárez para estudiar Comunicación Social en Buenos Aires. “Era un poco como una pantalla, no porque mis padres me exigían que debía estudiar algo en la universidad, pero como ellos fueron era un mandato. Me dejaban estudiar teatro pero a la vez una carrera”.

“Creo que Comunicador Social era lo relacionado a lo que quería hacer, porque creo que un actor es un comunicador a la vez”. Luego se cambió a Artes combinadas, también en la UBA. Sin embargo, a los tres años dejó ya que estaba muy ocupado con la actuación y quedaba libre en las materias.

Agregó: “Es un capítulo cerrado aunque hice las materias que más me interesaban con historia y antropología de cine, teatro y artes plásticas”.

Dentro por su paso en la televisión, destacó “Campeones” en el año 2009, que a su vez fue la última vez que trabajó en el medio. “A nivel artístico, lo más importante fue “Promo”, la serie que está en Netflix. Fue de muy alta calidad a pasar de ser televisión que siempre los tiempos son más tiranos. Estuvimos trabajando con mucha naturaleza, filmamos arriba del glaciar Perito Moreno y después rodeado de yacarés”.

La televisión y el cine se fueron dando en paralelo. Primero trabajó en cine en el año 2005 en “Nacido y criado” de Pablo Trapero, de ahí hizo siete películas seguidas a partir de ese proyecto. También con la película “Nadie nos mira” de Julia Solomonoff, que le dio las puertas a hacer una serie en Europa en el canal HBO. Pfening destacó que en el mundo de cine los directores de estas películas son muy prestigiosos.

“Foodie Love” es una serie de ocho capítulos que hasta el momento no se puede ver en Argentina. Trata de una pareja que mediante una aplicación de encuentros para amantes de la comida, se ven vía Internet. Se juntan a tomar un café en Barcelona y a partir de ahí, empieza una historia de desamor entre un chico y una chica que están muy lastimados por las relaciones y solo quieren compartir su pasión por la comida. De a poco se van enamorando.

Para las grabaciones filmaron en Barcelona, Roma, Tokio y Francia, por distintas partes del mundo. Guille protagoniza a un matemático que descubrió un algoritmo que fue usado para la industria farmacéutica. “Está un poco perdido en la vida y esta mujer de alguna manera lo zamarrea un poco para todos lados”.

Luego, su segunda película como director llamada “Alice” se iba a presentar el 16 de marzo en el festival de Málaga, debido a que en diciembre fueron seleccionados. Como se postergó por la pandemia, el evento se hará de manera virtual.

“Muchos festivales en el mundo tienen mercados que sirven para desarrollar proyectos que están en progreso. Te dan ciertos requisitos y eligieron 30 proyectos en todo el mundo, uno de ellos Alice. Hay muchas charlas y capacitaciones que incorporás para tu proyecto en mejorarlo estéticamente, lo narrado, también la financiación”.

El realizador destacó que Alice está inspirado en su propia madre quien sufrió un abuso de cirugías estéticas que tuvo en la cara. “No es una biografía sobre mi mamá sino que lo tomo como punto de partida y cuento la historia en ficción”.

La protagonista es Cecilia Roth. “Es la historia de una actriz que llega al pueblo de mi mamá para investigar sobre ese caso y componer este personaje en su próxima película. Sigue teniendo eso de Caito”. Salieron en un artículo en la prestigiosa revista Variety.

Guillermo no solo es artista, sino es actor, productor y creador de contenidos; por lo que expresó: “Uno como creador o artista, que me parece un poco grande, siento que debo trabajar con los materiales que conozco. Me divierte ver qué es verdad y qué es mentira”.

“Emocionalmente me pasaron cosas que para mí fueron importantes y no tiene mucho sentido ponerse a inventar una historia. Sería un acto de egoísmo no mostrar mi experiencia, no me da verguenza ni apuro. No estoy invadiendo la privacidad sino que terminó produciendo cosas lindas y agradables que otro lo puede ver de una manera más trágica”.

“Siempre uno como creador trabaja con sus emociones que seguramente es una manera de resolver muchas cosas que se van sanando, el arte es sanador. Pero no es que me ahorro horas de terapia con esto”.

Continuando con la temática de Alice, en cuanto a lo que es la belleza y lo estético, comentó que hay cánones de belleza impuestos y cuánto importa la imágen. “No estoy en contra de las cirugías estéticas, lo bello tiene que ser armónico. También hay que entender porqué la persona llega ahí, de porque se tiene que tener un cuerpo o cara para pertenecer a cierto lugar. Además de comprender a los médicos y su criterio”.

Hace cinco años que está detrás de este proyecto. Junto con la actriz Cecilia se conocían poco y luego se hicieron amigos. Él fue a su casa, le contó su historia y ella le dijo que lo acompañaba. “Siempre me esperó. Hasta hicimos un corto en su casa. Es una genia y le da otra presentación al proyecto”.

Además, participó en Netflix en una película que hizo con Mario Casas. Tiene otros proyectos. “Como ahora está todo parado, cuando salgamos de ésta el trabajo audiovisual va a ser bastante porque no va a haber cines ni teatros. Van a tener que producir cosas nuevas porque todo lo que hay lo vimos en este encierro”.

Inclusive, se suspendió el Festival Internacional de Cine de Buenos Aires en donde iba a presentar la película Bahía Blanca, en la cual es actor y productor junto a su hermano Caito.

En cuanto a sus proyectos personales: “Seguramente seguiré trabajando como actor y me ganaré el pan como actor. Si tengo suerte podré hacer esta película y también otra tercera que tengo pensado. Estoy cómodo y creo que así está bien”.

“Uno cuando tiene hijos, piensa estar donde están sus hijos. Hoy en día no necesito estar en Buenos Aires. Podría vivir en cualquier lugar del mundo o en Marcos Juárez y viajar, pero quiero estar cerca de mi hija. Ya estoy un poco cansado de Buenos Aires, toda la diversidad que hay es lo que me hace más feliz. No sé si viviría en capital federal”.

Recordó su infancia en Marcos Juárez con mucha felicidad y libertad. “Por un lado, mi adolescencia fue buena pero tortuosa. Recuerdo que hace 20 años era una sociedad bastante violenta. Creo que el contacto con la naturaleza y la libertad que te dan, te hace mucho autosuficiente de chico, allá tenés libertad que acá no tenes cuando sos niño”. Está muy agradecido con la población por el cariño.

El actor concluyó que está satisfecho por lo que logró para estar donde está. Expresó: “Estoy contento con las cosas que me fueron pasando y me pongo a pensar en ese pibe que se tomó un colectivo y se fue a Buenos Aires sin tener un contacto ni idea de nada, que siempre se la bancó solo pero no sufriendo”.

Contactanos por cualquier consulta